Jabón Dental “CLAREO”®, ¿cómo prepararlo?

pegatina

Es MUY fácil preparar una alternativa sana a las peligrosas pastas dentales!

Veamos cómo hacerlo…

1. COMPRAR UN JABÓN ARTESANO NATURAL

Compra una pastilla de jabón vegetal a base de aceite de coco, o oliva más coco. Mira que  sea artesano, sin ingredientes químicos y que esté bien curado, es decir que hayan transcurrido dos meses desde su elaboración. Si no está curado, espera a que pasen varias semanas hasta utilizarlo y déjalo curar en un cajón sin humedad. También puedes comprobar tocándolo con la punta de la lengua para ver si “pica”. Los jabones curados no pican, los crudos sí por la sosa que aún contienen.

El aceite de coco nos garantiza que forme bastante espuma, lo que dará la sensación de usar un dentífrico, pero sin el peligroso sufarctante SLS (Lauryl sulfato de sodio) que aquellos usan para formar espuma, pues es tóxico y cancerígeno.

photogrid_1486320895676

También puedes usar este jabón frotando directamente el cepillo sobre la pastilla. Deberás meterlo en una cajita especial para él.

 OJO: NO ABUSAR DEL JABÓN SÓLIDO, PUES HAY QUE USAR MUY POQUITA CANTIDAD DE JABÓN.

Recuerda que el jabón es una sustancia alcalina, algunos con un alto pH, y no debemos pasarnos en la cantidad porque si no podemos alterar la estructura dental del esmalte con una sustancia agresiva. El diente es poroso y absorbe la espuma alcalina. Dale un toque o dos con el cepillo sobre la pastilla y luego cepíllate enjuagando muy bien después para que no queden restos de jabón sobre los dientes, ni sabor a jabón. Verás que hace espuma fácilmente y simplemente hay que lavar el esmalte, que es como un cristal, con un barrido mecánico por parte del cepillo. No es bueno hacerlo con pasta dental pero tampoco con exceso de jabón, por muy natural que sea. Usalo por tanto comedidamente y así no tendrás problemas en toda la vida con tus dientes. Tus encías se volverán sonrosadas y libres de placa y sarro. Tu esmalte se regenerará con tu saliva, y la salud dental florecerá por sí misma si evitas alimentos azucarados y neutralizas los ácidos.

Por eso, creo que lo ideal  es DILUÍR una pastilla del jabón natural artesano de oliva y coco en agua siempre, veámos cómo…

2. PESARLO

Pesa la pastilla de jabón, y multiplica su peso por diez. Esa es la cantidad de agua aproximada en que habrás de diluírlo. Si pesa por ejemplo 250 gr, deberás diluírlo en 2.500 gr de agua (2,5 litros) o incluso un poco más. Todo esto es al gusto de cada cual.

 

3. DILUIRLO EN AGUA

Calienta el agua en una olla hasta que casi hierva. Mientras, ve rallando la pastilla de jabón con un rallador de verduras para aumentar el contacto con el agua caliente. Añade las ralladuras de jabón al agua muy caliente, con el fuego ya apagado, y revuélvelo bien. Déjalo descansar durante horas hasta que se enfríe pues el jabón se disolverá sólo poco a poco.

 

4.ACEITE ESENCIAL DE MENTA

Una vez frío podrás añadirle el aceite esencial de menta u otros que prefieras. Yo uso habitualmente menta, eucalipto y naranja. Normalmente yo echo diez gotas de aceite esencial por cada 100 cc de jabón dental líquido CLAREO. Es decir, para 2.500 cc (2,5litros) habría que añadir  250 gotas aproximadamente de aceite esencial.

Recuerda, no te pases con los aceites esenciales porque son muy fuertes y sus ácidos grasos reaccionan con el jabón si te pasas porque es ligeramente alcalino. Usa un máximo de 10 gotas por cada 100 cc de jabón licuado y no tendrás problemas. Algunas personas son alérgicas a los aceites esenciales, testéalos echandoselo en la cara interna de su brazo.

5. ENVASADO

Adquiere por internet varios envases de 100 ml o 125ml de color ámbar (evita el deterioro por la luz solar), con cuentagotas, y llena varios envases para regalarselos a tu familia y amigos.

Por cada cepillado basta con usar tres o cuatro gotas de jabón sobre el cepillo! No es necesario abusar del jabón porque -aunque es sano y natural-  no deja de ser una sustancia abrasiva alcalina que usada en exceso puede ser algo agresiva no sólo con la suciedad y los gérmenes, sino también con el esmalte del diente. Únicamente usado en la proporción correcta nos ayudará y dará sus múltiples beneficios. Eso no significa que el jabón sea malo, en absoluto, pero sucede igual que con el jabón de manos, que si las lavas en exceso con jabón tampoco es conveniente. Por tanto, no hay que pasarse con el dental.

Eso sí, os garantizo que ¡¡nunca volveréis a usar pasta de dientes!!

Carlos de Vilanova

 

Autor de: “Cepíllate sin Pasta de Dientes”, un libro que cambiará tu forma cuidar la salud dental, con 292 páginas de información sustancial, para desarrollar por fin la salud en tu boca. Contiene un completo programa de “Regeneración Dental ©CLAREO”, y también lo puedes pedir en este correo: jabondental [@] gmail.com (con corchetes para evitar spam)

Precio del libro 20€, incluídos los gastos de envío (América, preguntar). Danos tu nombre y el libro irá dedicado por el autor. El jabón no se vende, cada uno debe prepararlo por si mismo.

Si no puedes o no quieres prepararlo, y quieres del que yo fabrico ponte en contacto por correo. Te lo envío a tu casa con un mínimo pedido de dos botes de jabón líquido.

jabondentalclareo¡POR UNA LIMPIEZA DENTAL NATURAL,

CONVIÉRTETE EN TU MEJOR DENTISTA!

http://www.jabondental.com

pegatina

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s